Pastoral Vocacional

 

¿Por qué ponemos todo nuestro empeño en el apostolado vocacional?

Nuestra misión específica en la Iglesia es la promoción y el fomento de las vocaciones. “Este objetivo impulsará toda nuestra acción apostólica”. (Const. 167)

Nuestra tarea es suscitar el sentido de la vocación cristiana, de la que surgirán las vocaciones específicas en la Iglesia.

Impregnaremos nuestra labor apostólica de un profundo amor a Jesucristo, motivo principal de todo llamamiento a una vida consagrada en la Iglesia.

“Nuestro modelo será María, viva encarnación de la entrega total y completa a Dios, a Cristo y a su acción salvífica, que debe encontrar su respuesta adecuada en toda vocación sacerdotal y religiosa”. (Const. 146)



“Las Discípulas de Jesús trabajaremos en la raíz de la vida espiritual esparciendo la semilla de la fe, promoviendo la vocación sacerdotal y religiosa, animando la vida cristiana de los fieles y siendo en la Iglesia alabanza de Dios por la celebración de la Eucaristía, la Liturgia de las Horas y la adoración al Santísimo”. (Const. 150)

 
 
 

Top